Japón, 16 días de gastronomía, templos y paisajes.

Japón. En agosto y septiembre de 2019 viajamos al país del sol naciente. 16 días alucinantes visitando el país de punta a punta,  que sin duda se nos quedaron cortos. Un país que os cambiará la forma de pensar, os hará ver la vida de otra manera y al que tendréis ganas de volver, seguro.

TIPS:

Antes de viajar a Japón, os vamos a hacer unas recomendaciones por si os montáis vosotros mismos el viaje (como hicimos nosotros) y vais por libre sin agencia. Una especie de TO DO LIST previa al viaje que os ayudará a estar preparados para la aventura.

  1. Dinero en efectivo: todo el mundo recomienda llevarse bastante efectivo a Japón, puesto que en las ciudades o pueblos más pequeños, la mayoría de establecimientos no aceptan tarjeta. Nosotros fuimos preparados y aunque, es cierto lo de pequeños establecimientos, nos sorprendió para bien el tema tarjeta ya que menos tiendas pequeñas, templos y restaurantes minúsculos, pudimos pagar con tarjeta en todos sitios.
  2. Tarjeta de débito: si vuestro banco también os cobra unas comisiones altísimas por pagar con visa en el extranjero, o sacar dinero de un ATM (cajero internacional), tenemos la solución perfecta. Se trata de Revolut una tarjeta internacional que cobra comisiones irrisorias y te deja sacar dinero de cualquier ATM 3 veces al mes sin comisión alguna, gloria bendita.
  3. Japan Rail Pass: en Japón la gente se mueve en trenes de alta velocidad (Shinkansen), los trayectos se hacen cortísimos y muy cómodos. Para los turistas, los japoneses han creado una especie de tarjeta que te da acceso ilimitado al uso de Shinkansen por un precio cerrado, existe pase para una semana, dos e incluso tres. Os salvará la vida si queréis hacer ruta por el país, porque los trayectos individuales son muy caros. Bonus track: este pase se compra por internet y tienes que esperar que te llegue a casa, sobretodo hay que irse con el JRP comprado, allí no lo encontraréis. Pero si vivís en Barcelona o alrededores, hay una agencia japonesa “HIS” en Gran Via de les Corts Catalanes 645, que os lo venderá un poco más barato y os lo dará en mano sin necesidad de esperar.
  4. Seguridad: el país tiene una seguridad envidiable, ya podéis ir tranquilos por todos lados ni os intentarán estafar, ni robar ni similar.
  5. Tarjeta SIM: aunque muchos recomiendan alquilar un router portátil, nosotros preferimos siempre SIM porque así no hay que cargar otro dispositivo, ni llevarlo encima. Además, de ser mucho más económico, también os lo podréis llevar desde España, os recomendamos HolaFly, bien de precio (44€/ 15 dias de internet ilimitado) y con cobertura en todos lados. Además, tener Internet en Japón es indispensable para poder moverse sin perderse.
  6. Idioma: aunque no entendáis nada de japonés, no os preocupéis porque el inglés os será bastante útil. Para casos extremos, recomendamos usar goolge translator y enseñar lo que queremos decir en japonés, y problema resuelto.
  7. Alojamiento: las habitaciones de hotel suelen ser muy muy pequeñas, aunque os alojéis en buenos hoteles. Siempre antes de reservar mirad bien el tamaño de la habitación para no llevaros un chasco al llegar. Recomendamos coger los hoteles antes de viajar a Japón, y no ir sobre la marcha.
  8. Clima: si viajáis en agosto o septiembre, hace calor así que id preparados. Agua todo el día, ropa fresca y rezad para que no os haga sol. Si el día está nublado y corre aire, no tendréis ningún problema.

NUESTRA RUTA:

  • Día 1: llegada a Tokio. Volamos con Emirates haciendo escala en Dubai, muy recomendable. Si cogéis el vuelo con bastante antelación, os saldrá súper bien de precio.
  • Día 2: nos vamos a la primera parada de nuestra ruta, Osaka. Esta ciudad es famosa por el street food, y de hecho, es la ciudad que crea tendencia en cuanto a gastronomía. Es una ciudad de excesos, de muchos neones, de todo a lo grande y mucho ambiente. Aunque mucha gente no la recomienda, a nosotros nos encantó. Os recomendamos comer Okonomiyaki y Takoyaki, porque son originarios de aquí. ¡Ah! Y el famoso pastel de queso nube japonés en Rikuro’s, merece la pena. En nuestro primer día comimos

    Okonomiyaki en Fukuebisu Dotombori y nos pegamos un festival de sushi en Takuma (el mejor de todo el viaje).

  • Día 3: nos despertamos en Osaka, nos alojamos en el Gracery Hotel Osaka Namba (súper recomendable). Visitamos el castillo de Osaka, bastante impresionante. Si entráis, tenéis descuento con el pase de metro de la ciudad, y un mirador precioso en el último piso. También visitamos el mercado de la ciudad, el Kuromon Market. En cuanto a restaurantes: comimos Tonkatsu en KYK dentro de la estación de Namba y cenamos en la famosa Izakaya Toyo (sí, la del capítulo de Chef’s Table de Netflix.)
  • Día 4: toca día de traslado, pero Osaka nos ha gustado tanto que apuramos irnos hasta después de comer. Paseamos por el centro otra vez y nos despedimos de una ciudad que contra todo pronóstico, nos ha impactado. Comemos en 551 Horai Osaka y ponemos Rumbo a Kyoto. Nos alojamos junto a la estación (lugar estratégico para poder visitar todos los templos) en el hotel Daiwa Royal Grande Kyoto, el mejor hotel de todo el viaje, si podéis, coged el desayuno. Dimos un paseo por Gion, barrio de Geishas, y pudimos ver a 3. Tip: si váis a las 7 de la tarde, es una hora antes de que empiecen sus shows y podréis verlas llegar en taxi. Cenamos en Ichiran Ramen.
  • Día 5: nuestro primer día en Kioto, la ciudad de los templos y antigua capital de Japón. Id con paciencia, porque aquí si que hay muuuucho turista. Empezamos el día visitando 3 templos, el Fushimi Inari (el famoso de los toris), el Ginkaku-ji (templo de plata, y uno de nuestros favoritos) y el Kinkaku-ji (templo de oro, y con turistas hasta encima de los árboles). Comemos en Gontaro Nabe, junto al mercado de Kioto, soba y tempura muy rico y cenamos cenamos en Gyonkatsu Kyoto katsugyu, Wagyu rebozado, una experiencia.
  • Día 6: nos vamos a Arashiyama, para conocer el famoso bosque de Bambú, que es bastante artificial y pequeño y nos decepcionó un poco. Aún así es un clásico y os recomendamos visitarlo, eso sí, alquilad bicis junto a la estación y se os hará más ameno y lo podréis visitar más rápidamente. Una vez visitamos el bosque y algún templo de la zona nos dirigimos la castillo de Nijo, enorme e impresionante en medio de la ciudad. Comimos tempura muy rica en Tendon Makino Kyoto Teramachi, cenamos en Suhsi Shin en el mercado, en una barra de tan solo 13 personas.
  • Día 7: hoy aprovechando el Japan Rail Pass nos vamos a Nara, a tan solo 40 minutos de Kyoto. Esta ciudad es famosa porque está llena de ciervos, mires donde mires encontrarás uno. Además son súper dóciles, se dejan acariciar y puedes comprarles comida. Una experiencia única. Aquí también encontraréis el templo del buda gigante, impresionante. Tras la visita, volvimos a Kioto y comimos en un giratorio en la estación súper recomendable Sushi no Musashi. Por la tarde, a última hora visitamos el templo Ryoan-Ji famoso por su jardín zen, al ir a última hora estábamos casi solos, y fue brutal.
  • Día 8: por la mañana visitamos el Santuario de Heian, está en medio de la ciudad y es súper poco frecuentado por turistas. A parte de precioso, tiene unos jardines mágicos a los que si les sumas la soledad y tranquilidad, aún os gustarán más. Comimos en el famoso Itoh Dining del reconocido chef Nobu, es caro sí, pero comeréis muy buena carne, además tienen menú mediodía más económico. Por la tarde visitamos el centro y cenamos ramen en 喜多方ラーメン 坂内食堂 京都店京都駅 京都拉麺小路
  • Día 9: nos levantamos pronto y nos dirigimos a Takayama, un pueblo de los alpes japoneses famoso por la producción de sake y la carne de Hida (una especie de ternera que solo se cría en esa región de Japón). Visitamos el templo Sakurayama Hachimangu Shrine, una bodega de sake y comimos carne de Hida en Suzuya Restaurant. Por la tarde nos alojamos en un ryokan y cenamos kaiseki (alta gastronomía japonesa que se cena en este tipo de hoteles), vale la pena probarlo una vez.
  • Día 10: rematamos el día en Takayama visitando el mercado matinal artesanía. Aunque nos ha gustado y nos ha ayudado a descansar, Takayama es un destino que os podéis ahorrar si tenéis pocos días en Japón. Tras la visita ponemos rumbo a Hakone, nos esperan 5 horas de viaje, hacemos pit stop en Odawara y antes de coger el segundo tren, comemos las famosas alitas fritas de Eki-Nomi Nagoya y llegamos a Hakone por la tarde. Nos alojamos en Yoshiike Ryokan, suuuuuper recomendable y precioso. Cenamos kaiseki de nuevo en el hotel.
  • Día 11: nos levantamos pronto y nos dirigimos al lago Ashi para ver el Tori junto al lago y el templo que lo acompaña. Muy interesante comprar el pase de día de Hakone y moverse fácil y rápidamente, volvimos del Lago Ashi en funicular, un vaije precioso y súper recomendable incluido en el pase. Antes de irnos a nuestra última parada, probamos los pastelitos de queso y miel de Grande Riviere (de lo mejor que hemos probado) y el famoso cracker de arroz con soja. Nos vamos para Tokio, comemos en la estación al llegar y vamos hacia el hotel, el Gracery Shinjuku, muy recomendable también, además es el que tiene a Godzilla en su terraza. Cenamos ramen y pollo frito junto al hotel en Kamukura, no muy destacable.
    • Día 12: empezamos nuestro primer día en la gran ciudad. Al ser domingo, aprovechamos para visitar el barrio más lujoso, Ginza y es que durante los domingos la calle principal del barrio se transforma en una calle peatonal. En este barrio disfrutad de su arquitectura, visitad el kit kat store, el showroom de Sony con todas sus novedades, las tiendas de Apple. Tras el paseo por el barrio de Ginza, fuimos a Harajuku, también aprovechamos que era domingo porque algunos japoneses se disfrazan durante el fin de semana y pasean por la calle principal. Compramos bastante y comimos en Harajuku Gyoza Lou, súper bueno y muy barato. Por la tarde paseamos por Shibuya, visitando el CC 109 y el cruce peatonal más transitado del mundo. Fuimos a cenar a Kaikaya By the Sea, una izakaya con mucho ambiente y una de las mejores cenas de todo el viaje.
    • Día 13: empezamos el día visitando el templo Sensoji de Asakusa, y aprovechamos para visitar el prque de Sumida con vistas al Tokyo Sky Tree y la llama. Visitamos también la calle Kappabashi, el lugar dnde todos los chefs compran el menaje y aprovechamos para comprarnos un cuchillo japonés. Comimos en Genki Sushi, el famoso restaurante sin camareros que te llega el sushi por una rampa, bien de precio, bueno y experiencia muy recomendable. Por la tarde, paseamos por Akihabara, visitamos tiendas de electrónica y cenamos en Tsjuki Ramen (el mejor ramen que hemos probado en Japón).
    • Día 14: empezamos el día en Odaiba, la isla artificial de Japón, frente a Tokio. Aquí es donde encontraréis la réplica de la Estatua de la Libertad, el famoso Rainbow Bridge y el mejor museo del mundo, el Teamblab Borderless. Para el museo, comprad entradas anticipadas e id pronto por la mañana si no queréis hacer muchas colas. Tras pasar toda la mañana en el museo, comimos con vistas a la Estatua de la Libertad en la famosa hamburguesería Kua Aina. Por la tarde volvimos a Shibuya y cenamos en otra izakaya que también nos encantó: Rakuchin (especialidad en pollo frito).
    • Día 15: por la mañana visitamos el barrio más alternativo de la capital de Japón, Shimokitazawa. Este barrio esta lleno de peluquerías monísimas y cafeterias de especialidad. Muy recomendable tomarse un espresso en Bear Pond Espresso, unca cafetería que hace x cafés al día y cuando los acaba, cierra. Tras la visita al barrio, nos fuimos al mercado del pescado Tsukiji Market, dimos un paseo por los alrededores y a pesar de que es súper turístico, vale la pena verlo y comer en Tsukiji Itadori Bekkan. Por la tarde nos fuimos de karaoke, entre los japonenses causa furor y flipamos con cómo lo tienen montado, una experiencia recomendable. Cenamos en Uoshin Nogizaka muy bien y por 20€ por cabeza, imprescindible probar la croqueta de cangrejo, os encantará.
    • Día 16: último día de nuestro viaje, aprovechamos para ver la Torre de Tokyo que aún no habíamos visto y la estación de Tokyo, gigante y con mil cosas para hacer.

Si aún no te hemos convencido o te queda alguna duda, ¡escríbenos!

Si quieres visitar Perú próximamente, te dejamos nuestra última guía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú