24h en el hotel Le Meridien RA

Le Meridien RA

Hoy os hablamos de Le Meridien RA Beach Hotel, ubicado en primerísima línea de playa en Sant Salvador (El Vendrell), es un hotel de 5 estrellas muy demandado, casi siempre con el aforo completo. Hoy os contamos el día que pasamos y la cantidad de opciones lúdicas y gastronómicas que ofrece.

El día empieza tempranito, en el restaurante La Taula con su desayuno súper internacional, con infinidad de opciones y comida típica de varios lugares del mundo. La zona del restaurante esta dividida en distintos corners, con temáticas distintas: el espacio healthy, el catalán, el mediterráneo, el dulce, el de los platos calientes…todo lo que podáis imaginar, ahí estará. Lo mejor de todo son las vistas que tendréis desde la mesa, con el precioso azul del mar de fondo y el sol dándoos los buenos días. Si vais a desayunar temprano, disfrutaréis de la paz y la tranquilidad de la playa desierta, merece mucho la pena.

A continuación, disfrutamos de una mañana en la playa, tomando el sol y relajándonos en sus hamacas exteriores que también disponen de sombrillas por si sois más de sombra. Estando ahí, tendréis a su famoso e icónico beach club a escasos metros, donde podréis pedir cocktails o zumos fresquitos para sobrellevar mejor el sol, y una vez os entre el hambre… almuerzo de 10 en el Beach Club. Comentaros que tanto si os hospedáis como si no, podréis almorzar en su chiringuito, destacar que no aceptan reservas y sus mejores mesas se ocupan enseguida.

Tras un almuerzo ideal en la playa, y disfrutar de unas vistas y ambiente increíblemente relajado, decidimos hacer paddle surf. El hotel dispone de un servicio gratuito de alquiler de kayaks, tablas y bicicletas exclusivo para sus clientes.

No podía terminar la tarde sin que nos relajáramos en su spa, ubicado en la zona más alta del hotel, tendréis a vuestra disposición jacuzzis, saunas, sala de oxígeno, baño de vapor y una infinidad de cosas más para que salgáis totalmente calmados y desestresados.

Tras la tarde de SPA, bajamos a cenar al restaurante D.O., en la planta baja del hotel y frente al mar, donde rematamos una día súper relajante con comida muy buena. Se trata de un restaurante con una carta muy corta de entrantes y platos principales, pero con una calidad de producto inmejorable. Tanto la carta de comida como la de vinos, cambian a diario, para ofrecer los mejores productos y vinos del día.

Y tras cenar como reyes y ver atardecer desde nuestra mesa en D.O., con la música del pianista que tocaba unas canciones deliciosas, decidimos ir a descansar después de un día muy largo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar